La Divina Misericordia
El atributo más grande de DIOS.
La Divina Misericordia
Apóstol de la Misericordia
Propagación del Mensaje
Sobre la Oración
La Fiesta de la Misericordia
Mapa del Sitio
La Devoción a la Misericordia
Promesas de Nuestro Señor
Condiciones para alcanzar la Gracia
La Hora de la Misericordia
La Imagen de la Misericordia
El Culto a la Divina Misericordia
La Esencia de la Devoción
La Imagen de la Misericordia

 

  • “Al anochecer, estando en mi celda, vi al Señor Jesús vestido con una túnica blanca. Tenía una mano levantada para bendecir y con la otra tocaba la túnica sobre el pecho. De la abertura de la túnica en el pecho, salían dos grandes rayos: uno rojo y otro pálido. En silencio, atentamente miraba al Señor, mi alma estaba llena del temor, pero también de una gran alegría. Después de un momento, Jesús me dijo: Pinta una imagen según el modelo que vez, y firma*: Jesús, en Ti confío. Deseo que esta imagen sea venerada primero en su capilla y [luego] en el mundo entero.” (Diario de Sor Faustina 47).
 
  • “Prometo que el alma que venera esta imagen no perecerá. También prometo, ya aquí en la tierra, la victoria sobre los enemigos y, sobre todo, a la hora de la muerte. Yo Mismo la defenderé como Mi gloria.” (Diario de Sor Faustina 48).

  • “De repente vi al Señor que me dijo: Has de saber que si descuidas la cuestión de pintar esta imagen y de toda la obra de la misericordia, en el día del juicio responderás de un gran número de almas” (Diario Sor Faustina 154).
  • “Durante la oración oí interiormente estas palabras: Los dos rayos significan la Sangre y el Agua. El rayo pálido simboliza el Agua que justifica a las almas. El rayo rojo simboliza la Sangre que es la vida de las almas ……………………Ambos rayos brotaron de las entrañas mas profundas de Mi misericordia cuando Mi Corazón agonizante fue abierto en la cruz por la lanza. Estos rayos protegen a las almas de la indignación de Mi Padre. Bienaventurado quien viva a la sombra de ellos, porque no le alcanzara la justa mano de Dios. Deseo que el primer domingo después de la Pascua de Resurrección sea la Fiesta de la Misericordia. (Diario de Sor Faustina 299).

  • “Una vez Jesús me dijo: Mi mirada en esta imagen es igual a la mirada en la cruz.” (Diario de Sor Faustina 326).

 

  • “Ofrezco a los hombres un recipiente con el que han de venir a la Fuente de la Misericordia para recoger gracias. Ese recipiente es esta imagen con la firma: Jesús, en Ti confío.” (Diario de Sor Faustina 327).

  • “Dile al confesor que la imagen esté expuesta en la iglesia y no en el convento dentro de la clausura. Por medio de esta imagen colmaré a las almas con muchas gracias, por eso, que cada alma tenga acceso a ella.” (Diario de Sor Faustina 570).

  • “Una vez, cuando estaba en [el taller] de aquel pintor que pintaba esa imagen, vi. Que no era tan bella como es Jesús. Me afligí mucho por eso, sin embargo lo oculté profundamente en mi corazón.
    Cuando salimos del taller del pintor, la Madre Superiora se quedó en la ciudad para solucionar diferentes asuntos, yo volví sola a casa. En seguida fui a la capilla y lloré muchísimo. ¿Quién te pintará tan bello como Tú eres? Como respuesta oí estas palabras: No en la belleza del color, ni en la del pincel, está la grandeza de esta imagen, sino en Mi gracia.” (Diario de Sor Faustina 313).
La Divina MisericordiaApóstol de la MisericordiaPropagación del MensajeSobre la OraciónLa Fiesta de la MisericordiaMapa del Sitio